Descripción del estilo MARIPOSA

Al igual que el estilo braza, el nado mariposa es un estilo de nado simétrico, donde las manos y las piernas realizan movimientos paralelos durante todo el tiempo de nado. La mariposa emplea un batido de delfín, similar a un batido de crol doble. También la acción de los brazos se puede describir como una acción simultánea de los brazos de crol.

Posición del cuerpo
El cuerpo deberá estar próximo a la horizontal del agua, pero es característico de este estilo el movimiento ondulatorio del cuerpo producido por el fuerte batido de piernas. Las caderas permanecen cerca de la superficie del agua y el nadador mira ligeramente hacia abajo. La posición del cuerpo es cambiante durante cada ciclo completo, por la acción del recobro, de tal forma que el cuerpo realiza movimientos ondulatorios ascendentes y descendentes.


Figura 1. Ondulación del cuerpo

Figura 2. Posición ideal del cuerpo en mariposa

Acción de los brazos
En el nado mariposa encontramos dos grandes fases: fase aérea o recobro y fase acuática. El ciclo de brazos va desde una entrada de las manos en el agua hasta las siguientes.
La fase acuática a su vez se subdivide en cuatro grandes fases: entrada, agarre, tirón y empuje. Las manos entran en el agua con las palmas mirando hacia fuera y abajo (entrada) y con los codos casi extendidos, separadas aproximadamente a la anchura de los hombros, y entonces, presionan hacia abajo, hacia fuera y hacia atrás. Deslizan hacia delante y se preparan buscando agua (agarre) para realizar el tirón. El tirón es la fase más propulsiva de los brazos. Durante la primera parte del tirón los brazos empiezan a flexionarse y a efectuar una rotación interna, manteniendo en todo momento la técnica del “codo alto”. Las manos se mueven aproximándose con una dirección curva hasta la flexión del brazo en, aproximadamente, ángulo recto. A partir de aquí, se continúa con una extensión del brazo a medida que las manos empujan el agua hacia atrás (empuje), para colocarse para realizar el recobro. El recobro es la fase aérea de la brazada de mariposa. Consiste en llevar los brazos, de forma simultánea, desde las caderas por fuera del agua, flexionando los codos y estirándolos para realizar nuevamente la entrada al agua.


Figura 3. Trayectoria de la brazada

Figura 4. Fase acuática de la mariposa

Acción de las piernas
La acción de las piernas es similar a la patada del crol, con el matiz de que realizan el movimiento conjuntamente. En el ciclo de mariposa se dan dos batidos de pierna hacia abajo por cada brazada. El primer batido ocurre cuando entran los brazos en el agua, el segundo, cuando las manos empujan hacia atrás en la fase de empuje de la brazada. La patada se inicia en las caderas, siendo continuada en el plano vertical. La patada hacia arriba se efectúa con la pierna extendida. La pierna se flexiona en la parte más alta de la patada y se extiende vigorosamente dando la patada hacia abajo. Los dedos de los pies y los pies están efectuando una hiperextensión durante la patada hacia abajo, de modo que los empeines y la parte anterior de las piernas puedan presionar contra el agua.


Figura 5. Secuencia del segundo batido de piernas en mariposa

Análisis de la coordinación
En relación con el movimiento de la cabeza, la coordinación de los pies es muy simple. Un batido, cuando la cabeza entra en el agua y el otro cuando sale. En relación con el comienzo de la tracción, no se comenzará la tracción hasta que los hombros estén hundidos, facilitando así la ondulación del cuerpo.