Descripción del estilo ESPALDA

El estilo espalda también se conoce como el crol invertido. Aparentemente tiene las mismas características que el estilo crol, salvo la orientación supina del cuerpo en el agua. También consiste en una acción alternativa de los brazos y de las piernas, y como los nadadores se desplazan sobre su espalda, se ven obligados a realizar brazadas con trayectorias laterales.

Posición del cuerpo
La posición del cuerpo es casi horizontal en tendido supino, con las caderas justo debajo de la superficie del agua. La cabeza está casi en línea recta con el cuerpo. El cuerpo debe quedarse lo más paralelo posible al nivel del agua, mientras se realiza el nado. Así también podemos apreciar un movimiento de rolido que facilita la acción de la brazada y disminuye la resistencia al avance, permitiendo a su vez mantener el cuerpo en la línea horizontal.

Acción de los brazos
La acción de los brazos, al igual que el crol se subdivide en dos grandes apartados: fase aérea y fase subacuática. A su vez, ésta última tiene varios subapartados.

La fase subacuática es aquella que va desde la entrada de la mano en el agua hasta la salida de ésta. En todo ese recorrido nos encontramos con las fases de entrada, agarre, tirón y empuje, como en el crol, o bien con barridos de los brazos descendentes y ascendentes. El brazo entra en posición extendida (entrada) delante de la cabeza y en línea con el hombro (barrido descendente). La palma de la mano entra orientada hacia fuera y desliza 15 o 30cm. El primer movimiento propulsivo debe efectuarse con un movimiento hacia arriba y hacia atrás con la palma hacia dentro (barrido ascendente). Para finalizar el movimiento empujando el agua hacia atrás y juntándose hacia la línea media antes de salir del agua. El recorrido subacuático de la mano bajo el agua dibuja una forma de “S” desde su vista superior. La fase aérea consiste en el recobro del brazo y va desde el momento en el que sale la mano hasta que ésta vuelve a entrar. En su paso por la vertical y en línea con el hombro, el brazo rota y coloca la mano hacia fuera de la línea media, preparando la entrada de la mano en el agua.


Figura 1. Fase aérea

Figura 2. Fase acuática

Un factor determinante y que ayuda a que la mano alcance mayor profundidad es la elevación del hombro del brazo contrario que en este momento realiza la fase aérea, propiciando así el rolido del cuerpo.

Acción de las piernas
La acción de las piernas también es una patada alternativa que nace en la cadera, de forma continua y mayoritariamente moviéndose en el plano vertical. Al igual que en el crol encontramos dos fases: descendente y ascendente. Las piernas se mueven hacia abajo en posición extendida, flexionándose cerca del punto más bajo del movimiento y estirándose vigorosamente al golpear hacia arriba.


Figura 3. Fase ascendente

Figura 4. Fase descendente

Análisis de la coordinación
A nivel de la respiración el estilo espalda no necesita un momento concreto para efectuarse, al contrario que ocurre en el estilo crol. Sin embargo, el momento utilizado por muchos nadadores coincide con la secuencia de inspirar mientras un brazo recobra y espirar durante el recobro del otro.

En relación a la coordinación de los brazos el brazo que recobra avanza más rápidamente que el subacuático. Cuando el brazo de recobro entra, la mano contraria está alcanzando el lado del cuerpo, completando el segundo barrido descendente. En una vista superior, los brazos indicarían una hora de 11:40 o 12:20 según sea el brazo. Al igual que en el crol, también nos encontramos con una coordinación en relación a los batidos de las piernas, siendo el más habitual de 6 batidos por ciclo.