Descripción del estilo CROL

El estilo crol es aquel en el que los nadadores utilizan una acción alternativa de brazos y pies. Un ciclo completo en este estilo se compone de una acción completa del brazo derecho, una acción completa del izquierdo y un número variable de batidos de piernas.

Posición del cuerpo
El crol se realiza en una posición horizontal con respecto al agua. Una posición adecuada se consigue con una postura natural de cabeza, ni demasiado alta ni baja, el mantenimiento de la espalda bastante recta y un batido estrecho de piernas. La cabeza del nadador debería de estar en el agua. El nivel del agua se encuentra el inicio del pelo y la mitad de la cabeza. El nadador debe realizar un balanceo sobre el eje longitudinal (rolido) para poder respirar y ofrecer menor resistencia al avance. La acción de respirar suele ser un motivo que lleva a una mala posición de la horizontalidad del nadador, lo que aumenta resistencias al avance.

Acción de los brazos
Los brazos realizan dos fases claramente diferenciadas: una fase aérea y otra acuática.

La fase acuática consta de diferentes fases o movimientos. Así, podemos encontrar entrada, agarre, tirón y empuje (Navarro, 1992), o barridos de los brazos (abajo, afuera, adentro y arriba), que conforman las diferentes fases que ayudan a la propulsión del nadador por parte del tren superior. En relación a la fase de entrada, ésta se puede definir como la inmersión de la mano en el agua y primera acción del nadador en la fase acuática. A partir de aquí hay una fase de deslizamiento y acción de búsqueda de “agua” por parte de la mano. Esa acción final es la denominada fase de agarre o inicio del barrido descendente. A continuación, le sigue la acción más propulsiva de los brazos, el tirón. Ésta fase, describe un movimiento descendente y hacia adentro de la línea media. Su recorrido va desde la posición de agarre hasta la vertical con respecto al hombro del mismo brazo. Es una acción que, a medida que se realiza, se lleva a cabo una flexión del hombro buscando una flexión de éste a 90º. A partir de aquí, el brazo comienza un barrido hacia fuera y arriba, orientándose hacia la cadera del mismo lado cuando aumenta su velocidad. En este punto, se efectuará la salida de la mano para comenzar la fase aérea.


Figura 1. Fase aérea

Figura 2. Fase acuática

La fase aérea consiste en trasladar la mano de atrás hacia delante. Este recorrido se realiza aprovechando el rolido, flexionando el codo, trasladando la mano próxima al cuerpo, para extender el codo y atacar de nuevo el agua con la fase de entrada.

Acción de las piernas
La acción de las piernas consiste en alternar diagonalmente el barrido de las mismas. Sus principales movimientos son ascendentes y descendentes. En ellos, la ejecución consiste en un latigazo desde la cadera hasta los pies, que están en máxima extensión para facilitar la hidrodinámica.


Figura 3. Fase ascendente de las piernas

Figura 4. Fase descendente de las piernas

Análisis de la coordinación
La forma más habitual de realizar la coordinación entre brazos y piernas es a través de los batidos. Los más habituales son los ritmos de 6, 2 y 4 batidos. El batido en 6 incorpora tres batidos de piernas por cada ciclo de brazo. En el de 2 batidos, los nadadores completan dos batidos descendentes por cada ciclo de brazos. El batido en 4 tiempos es una combinación del de 6 y el de 2 tiempos, donde el nadador utiliza una coordinación de batido 2 durante una brazada y un batido de 6 en la otra.